BLOG


Feromonas: El aroma de la atracción

Feromonas: El aroma de la atracción

Siempre estamos buscando atraer. De alguna o otra manera, nuestras actitudes, elección de outfit, los lugares a los que decidimos ir, lo que comemos, el perfume que usamos…en resumen, todo lo que decimos y hacemos, está diseñado para atraer.

Piénsalo… si te detienes por un segundo, te darás cuenta de que es así. Pero, ¿para qué atraer a los demás? ¿amigos? ¿a una pareja? ¿un puesto de trabajo? ¿una nueva relación?... quizá lo primero que te viene a la mente es que pertenecemos a una sociedad, y que el ser humano no está diseñado para vivir solo, sino que es un ser social.

Por ello, nos esforzamos en ser queridos, en ser llamativos en todos los niveles. Pero, te sorprenderá entender que este deseo viene desde un impulso natural de vida, un impulso de supervivencia, de vincularse con los demás para dar y recibir amor y, sobre todo, para la conservación de la especie a través de procrear.  Sí, todo a favor de la vida.

Feromonas y el olfato

¿Sabías que lograr toda esta atracción, especialmente del sexo opuesto, se logra a través del olfato? Sí, parece extraño, pero toda esa inversión que haces en ti, para atraer, se resuelve en segundos a través de ese sentido tan básico, pues el olfato es el que nos remite a la memoria y el primero en hacer asociaciones ligadas a emociones… es el sentido que usamos para sobrevivir, e incluso decidir. Y aunque no lo creas, hasta puede detectar las feromonas.

Y ¿qué son las feromonas? Son sustancias químicas, aparentemente sin olor, que produce y exhala nuestro cuerpo, para crear una reacción en el otro, sobre todo, en alguien del sexo opuesto de la misma especie. De hecho, la palabra feromona viene del griego pherein (transportar) y hormon (excitar), lo que significan que son “transportadores de la excitación”.

Esta sustancia, que tiene un aroma tan sutil, sólo puede ser identificada por nuestro olfato, específicamente por el órgano vomeronasal, que es el que traduce los olores en emociones, deseos y reacciones.

Y, bien, lo interesante es que esta composición natural, ahora puede ser añadida a tu perfume, para que los niveles de feromonas aumenten, y las irradies con mucha más potencia; con lo que, cuando tu olfato y tu cerebro identifiquen este aroma, tan sutil, el efecto que tendrá en ti será una sensación de bienestar, de sentirte bien contigo mismo, de generar emociones positivas, y con ello que se activará tu carisma y sentido de seducción, que es lo que despierta un deseo del otro, y sobre todo, una atracción especial. Este es el secreto de quien goza de un gran sex-appeal, o de quien atrae a la gente con mucha más fuerza. 

Sí, existen feromonas femeninas y feromonas masculinas, y claro, no te preocupes, tu perfume preferido no olerá distinto, sino que sólo se le añadirá esta solución especial de feromonas de Perfumes Europeos, para que comiences a sentirte mucho mejor, y a dejar una estela de seducción.

Así que recuerda, la atracción se resume en las feromonas. Cuando te preguntes qué hacer para atraer amistades o incluso una pareja, no sólo pongas tu atención a la ropa que llevas, el maquillaje o en los lugares que vayas… sino que pregúntate… ¿a qué huelo? ¿he puesto feromonas a mi perfume



DEJA TU COMENTARIO

Tu Dirección de correo electrónico no será publicada